Croqueando…en un nuevo matrimonio

Croqueando…en un nuevo matrimonio

Para la familia Faust, con cariño

IR SOLA A UN MATRIMONIO Y PODER CROQUEAR
Estos croquis los hice en un matrimonio reciente. Conocía a la familia del novio y por compromisos de mi marido  fui sola, lo que a primeras luces es complejo pero que para mi fue la oportunidad ideal para dibujar. Y además bien escasa. Sobre todo porque andaba buscando temáticas frescas. Así que fui con un vestido de fiesta y tacones pero sin la pequeña carterista de mano, sino con una bastante más grande, donde cupieran mi croquera y los lápices y acuarelas.

El croquis inicial que hice lo realicé en plena ceremonia. El lugar era una casa en el campo a las afueras de Santiago, con mucho pasto y árboles y el lugar elegido para la ceremonia era una especie de altar natural, una elevación del terreno con un fondo oscuro de árboles y donde se había puesto un arco decorado con flores. Era bonita la situación y me permitió un rato de tranquilidad para desarrollar el croquis, dado que los novios se quedarían más o menos quietos un buen rato. Captar las posturas de las personas, aún en reposo, es algo que me interesa mucho al hacer un dibujo….que se capten esos sutiles pesos o ángulos que toma el cuerpo al estar de pié…los anchos de las espaldas, la relación piernas y torso, la curva de la nuca, la forma en la que cae el pelo largo en las mujeres, etc. Tratar de hacer sentir a las personas reales, no a cualquier persona que esté allí parada. En este caso quedé bastante tranquila con el dibujo, y al final hasta tuve tiempo de aplicar color tratando de reflejar la atmósfera armónica que rodeaba el evento. Mientras, la concurrencia era bastante participativa, dado que era una ceremonia civil y también porque el mismo novio había roto la solemnidad y abierto a un clima de relajo poniendo la música de StarWars durante su entrada, para pesar de su abuela…esta música generó una risotada general y nos prepararía para múltiples chistes y alegría durante la ceremonia y posterior fiesta.

Baile de los novios - Matrimonio retratado en Croquis in situ - Erika Brandner
EL BAILE DE LOS NOVIOS Y DE FONDO EL MESON DE POSTRES Y LA DECORACION
Este fue un croquis extremadamente difícil dado que los novios, como es obvio, no paraban de moverse. Pero la canción me pareció demasiado corta y rápidamente comenzó el intercambio de parejas, con los padres, hermanos, etc. Por eso tiene tantas líneas dubitativas, pero en general da la sensación del momento. Además yo estaba bastante incómoda, de pié en una esquina tratando de afirmar el lápiz y la croquera además de las acuarelas…aún no encuentro el sistema óptimo para tener todo a mano y no perder tiempo buscando algo específico o viendo cómo afirmo la caja de acuarelas cuando uno está de pié.

Bella dama bailando - Baile de los novios - Matrimonio retratado en Croquis in situ - Erika Brandner

LA HERMANA DEL NOVIO QUE ROBABA MIRADAS CON SU VESTIDO ROJO Y SU FLAMANTE MARIDO
La hermana del novio es una chica joven muy atractiva. El año pasado fue su matrimonio en este mismo lugar pero yo andaba ese día con mi marido y no me pareció oportuno dejarlo solo para croquear tranquila. No iba a hacer ni una de las dos cosas bien. Así que no pude dibujarla vestida de novia. Pero en este matrimonio apareció con un vestido rojo intenso, muy ajustado y de verdad captaba las miradas de todos, no sólo de los hombres, porque se veía regia, además que el vestido era un sueño y bendita juventud poder usar algo así. Su marido también es un hombre muy guapo, pero no pude hacer demasiados detalles pues a esa hora, mientras bailaban, me senté en un pouf a dibujar y el lugar tenía luces de fiesta artificiales y comenzaba a oscurecer, así que no veía mucho que digamos. Además mi vista naturalmente está cada día peor, con mala luz ambiente, poco podía captar. Solamente la sensación general de ambos bailando.

MiscelaneMiscelaneos- Matrimonio retratado en Croquis in situ - Erika Brandner

ESCENA MISCELANEA, LA ABUELA, LOS NOVIOS Y ALGUNOS AMIGOS REVISANDO LAS FOTOS TOMADAS
Este croquis lo hice también durante la fiesta y también mientras oscurecía. Dibujé a la abuela del novio, tía querida mía, mientras ella estaba sentada al lado de mis padres disfrutando de la fiesta. Los novios volvían a cada rato a bailar y aproveché de hacer otro ángulo. Cansada ya y sin poder ver nada más, me fui para afuera, a sentarme a una de las mesas y buscarme un café, cuando ví ese grupo de amigos del novio revisando las fotos y pensé que quería hacer algo que reflejara a lo que pasaba en torno de los novios, por eso los agregué en el fondo.

Novia- Matrimonio retratado en Croquis in situ - Erika Brandner
LA NOVIA OBSERVANDO LA FIESTA DURANTE UN DESCANSO
En este croquis solamente hice a la novia, dado que estuvo un buen rato en esa posición. Aunque en realidad no estaba sola, sino con varias amigas, todas disfrutando de un momento entre mujeres en medio de la fiesta.

Guardar

Croquis in situ de Matrimonio

Croquis in situ de Matrimonio

Con cariño para mi amiga Lena Jankowiak

El 19 de marzo hice algo inédito como Urban Sketcher: croqueé un MATRIMONIO. Si, algo así como la versión lenta y obvio más corta de un álbum de bodas. El matrimonio se desarrolló en un viña en el sector de Paine. En plenos viñedos se había levantado un arco con hojas de palmas y flores: girasoles. Estas flores serían el sello de color de todo el matrimonio. Los asientos eran fardos de paja cubiertos con paños de colores vivos. El primer  dibujo muestra la espera de la novia.

Matrimonio en Viñedo - La mesa y la espera de la novia - croquis de Erika Brandner

Matrimonio en Viñedo – La mesa y la espera de la novia – croquis de Erika Brandner

La novia llegó en un pequeño carruaje tirado por un caballo blanco y ella con su sombrilla blanca y su padre de elegante humita daban una imagen nostálgica y romántica. Por supuesto en el ramo colorido destacaban los girasoles. La ceremonia en sí fue íntima, rodeada de su familia y sus mejores amigos, niños incluidos, todos portando los sombreros dispuestos para capear el cálido sol de marzo.

Matrimonio en Viñedo - La llegada de la novia y la ceremonia - croquis de Erika Brandner

Matrimonio en Viñedo – La llegada de la novia y la ceremonia – croquis de Erika Brandner

El cóctel se desarrolló en una azotea con una vista espectacular hacia los cerros y las viñas. Los novios dijeron las palabras de bienvenida y agradecimiento e hicieron el brindis con pisco sour.

Matrimonio en Viñedo - El brindis - croquis de Erika Brandner

Matrimonio en Viñedo – El brindis – croquis de Erika Brandner

El cóctel se desarrolló en la terraza con la magnífica vista, bajo un sol luminoso. Los girasoles nuevamente daban la nota de alegría. Yo mientras dibujaba y dibujaba, tratando de captar el ambiente y las personas presentes.

Matrimonio en Vinedo - El brindis - croquis de Erika Brandner

Matrimonio en Viñedo – El cóctel – croquis de Erika Brandner

El almuerzo fue un asado muy bien presentado en un bello B&B ubicado en la cercanía. Una casa de campo y nuevamente parras daban la bienvenida a un jardín con abundante vegetación, piscina y hamacas. Hasta una colcha extendida en el pasto y unas hamacas recibieron a los agradecidos invitados y contribuyendo a la distendida tarde.

Matrimonio en Vinedo - Los músicos y el ramo - croquis de Erika Brandner

Matrimonio en Viñedo – Los músicos y el ramo – croquis de Erika Brandner

Diversas actividades generaron participación de la concurrencia: armar un árbol donde las hojas eran las huellas dactilares de todos los invitados, que debieron teñirlas de colores. Escribir una actividad que se deseaba realizar durante el año con la joven pareja, meter el papelito dentro de un globo y esperar a que los novios con dardos pincharan el globo para comprometerse con la actividad. Una forma de compartir no sólo durante la fiesta de matrimonio sino afianzar la amistad en el tiempo.

Matrimonio en Vinedo - El discurso y la novia - croquis de Erika Brandner

Matrimonio en Viñedo – El discurso y la novia – croquis de Erika Brandner

La mesa de los novios era absolutamente políglota. Alemán, Inglés y Español se confundían y los novios han de haber tenido trabajo traduciéndoles a todos.

Matrimonio en Viñedo - La mesa de los novios - croquis de Erika Brandner

Matrimonio en Viñedo – La mesa de los novios – croquis de Erika Brandner

Durante esa tarde de croquis traté de captar los momentos hitos de una ceremonia de matrimonio y las palabras de los novios a sus invitados y el corte de la torta son tradicionales. También el baile de los novios, que en este caso fue una canción romántica importante en la historia de la pareja y no el vals y luego el baile de la novia con su padre.

Matrimonio en Viñedo - El Baile - croquis de Erika Brandner

Matrimonio en Viñedo – El Baile – croquis de Erika Brandner

Se comió, se bailó y llegó la noche. Ya cansada de tanto dibujar me despedí por tercera vez (costaba irse pues) y retorné a Santiago, con la satisfacción de haber hecho algo nuevo para mí, nuevo en general (jamás lo he visto) y con la tarea de terminar los dibujos con calma en casa. Un matrimonio mal que mal merece bellos dibujos.

Guardar