Croquis in situ de Champion

Croquis in situ de Champion

El pasado 1 a 3 de abril de 2016 se realizó el 68° Campeonato Nacional de Rodeo de Chile, más conocido como “Champion” en la Medialuna Monumental de Rancagua. Vendría a ser el “Nacional” del rodeo. Aquí participan todas las colleras que clasificaron después de todo el año de rodeos a lo largo de Chile.  Se corre en “4 animales” o etapas y en cada etapa se van eliminando los peores puntajes siendo también acumulativo el puntaje.

El viernes 1 de abril salí temprano de Santiago, cargada con mis lápices, acuarelas y croquera a dibujar este espectáculo. El Urban Sketching trata de reflejar lo que sucede o como son los lugares donde vivimos o a los que viajamos y siendo el Rodeo parte de la historia de Chile y de la Zona Central, donde vivo, me pareció interesante reflejar el mundo tanto dentro de la medialuna como en las pesebreras a través de mis dibujos. En las fiestas patrias de 2015 había hecho dos croquis en el rodeo de Pintué.  Esta vez fue mucho más difícil dibujar, porque es el Champion, gigante en comparación a Aculeo y segundo porque fueron muchas horas de croquis y aunque no parezca, cansa, porque es una labor que requiere mucha concentración. Estuve dos de los tres días que dura el campeonato dibujando prácticamente todo el dia. Dibujando y acuarelando pues decidí arriesgarme y poner inmediatamente el color y no retocar absolutamente nada en mi taller. Eso me significó un desafío mayor para reflejar todo lo que ocurría, como dibujante fue complejo pues todo está en movimiento siempre, incluso los caballos en las pesebreras no son pacientes modelos sino que se mueven frecuentemente. Durante el Champion estaban de distintos canales reporteando y TVN hizo este video de la inauguración y donde puede verme croqueando. Como información, la collera formada por Meza y Pozo con los caballos “Disturbio” y “Perno” fueron los ganadores del Champion.

Rodeo Chileno: Medialuna y Músicos - Ilustración de Erika Brandner

Rodeo Chileno: Medialuna y Músicos – Ilustración de Erika Brandner

Como Urban Sketcher y Guía de Turismo suelo leer mucho y buscar documentarme lo mejor posible sobre algún tema. Una de las fuentes que me gusta visitar es la web “Memoria Chilena” de la Biblioteca Nacional, Dibam. Aqui leo que el rodeo surgió desde un quehacer propiamente agropecuario, como parte de las tareas cotidianas del campo chileno y que durante la Colonia se transformó en un espacio de competencia y recreación. En la década de 1960 fue reconocido como disciplina deportiva, con normas y especificaciones precisas respecto de sus competidores, los ejemplares que participan y la indumentaria que se utiliza.

Rodeo Chileno: Ceremonias y Reglas - Ilustracion de Erika Brandner

Rodeo Chileno: Ceremonias y Reglas – Ilustración de Erika Brandner

Según la web de la Federación de Rodeo, la actividad consiste en que una pareja de jinetes, denominada “collera”, montada sobre caballos de raza chilena pura espera al novillo dentro del apiñadero (un sector que ocupa como un tercio de la medialuna). Cuando sale el bovino del toril (pequeña puerta por donde ingresan los bovinos desde un pasillo que conecta con los establos) se debe dar 2 vueltas dentro de este apiñado. Un integrante de la collera debe ir atrás del novillo (arreando) y la otra al costado del novillo (a la mano), durante toda la carrera. Si la collera no cometió ninguna falta dentro del apiñadero, recibe 1 punto bueno. Posteriormente se abre el portón del apiñadero y la collera saca al novillo a la cancha. Los jinetes deben dirigir el novillo hasta la atajada de la mano de adelante, pasando por la zona de postura que está antes de la atajada (ahí se me complicó la explicación, pero para neófitos hay dos zonas que están como acolchadas donde se debe atajar) En esta zona el caballo que va a un costado del novillo, es decir, en este caso el que va a la mano de adelante, debe permanecer perpendicular al novillo para poder computar una atajada (¿Me sigue?), de lo contrario no recibirá puntaje. Luego el jinete que va a la mano debe intentar atajar (detener) el novillo. Si en la zona de postura todo fue correcto y se atajó el novillo, la collera podrá recibir desde 2 a 4 puntos buenos. Acá en el Champion escuché muchísimos 4 PUNTOS BUENOS…recuerdo que en Aculeo ninguno…para darse cuenta que este es el Nacional.

Rodeo Chileno: Colleras y Jinetes - Ilustración de Erika Brandner

Rodeo Chileno: Colleras y Jinetes – Ilustración de Erika Brandner

La autoridad máxima del rodeo es el delegado, el cual tiene a su cargo el correcto desarrollo del evento y el adecuado loteo o clasificación del ganado. En todo rodeo es designado un capataz, nominación que recae sobre un corredor muy capacitado y cuyas responsabilidades pasan por mantener el orden dentro del recinto de la medialuna. En Rancagua veía varios, tres normalmente, que escuché eran hermanos. Son los que están sentados muy derechos sobre sus caballos y con una especie de lanza con que en el extremo superior tiene los colores nacionales. El jurado se forma con una terna que otorga los puntos y vela por el cumplimiento del reglamento y sus fallos son inapelables. Uff….escuché varias veces silbatinas y gritos de los espectadores en contra de un fallo. El espectador del rodeo se instala muy serio con una hoja con la información de cada corrida y va anotando. Me da la idea que es un espectador ilustrado, que conoce el tema y que sigue de cerca la carrera (en todo sentido) de las colleras y caballos. A medida que avanza el campeonato el nivel de decibeles sube exponencialmente. La final es ensordecedora.

El Rodeo Chileno - Capataces y Espectadores - Ilustracion de Erika Brandner

El Rodeo Chileno – Capataces y Espectadores – Ilustración de Erika Brandner

Sigo con la lectura de Memoria Chilena: dice que al pasar de ser sólo faena agropecuaria a su profesionalización como deporte, se terminó con la muerte del novillo en la atajada (¿se le mataba antes?) y que se racionalizó el “nivel de violencia” de la actividad al comenzar a atajar al animal en seco con el pecho del caballo. Y eso da pie para mencionar las manifestaciones en contra del rodeo. Agrupaciones defensoras de los animales se manifiestan en contra indicando que el rodeo implica serias torturas y maltrato animal.  Yo tengo en mis raíces un respeto profundo por el rodeo. Mi familia materna es de la provincia de Colchagua (la paterna también es del campo pero en Austria, donde los animales significan Salame o Wurst)…Cuando niña me tocó llorar por escuchar a un tierno cordero o cerdito ser sacrificado para alimentar a los numerosos comensales. No lo entendía. No quería comer, al igual que mis otros primos santiaguinos. Mis tías que sacrificaban estos animales lo aprendieron de sus madres y abuelas y para ellas era lo más normal, había que comer. Los santiaguinos comemos la carne envasada en bandejas en el supermercado, hoy incluso sólo podemos comprar por trozos, trutros o huachalomo o si hay lucas, lomo o entraña (nombres lo más rebuscados posible, supongo que para que nos engañemos pensando que no vienen de un animal) Pero en el campo el animal está al servicio del hombre. Los gatos y perros tienen su lugar, no son mascotas que se tratan como hijos o bebés como solemos hacerlo en la ciudad, están ahí para cuidar o cazar ratones. El rodeo forma parte de nuestra cultura, de nuestra historia y de nuestras tradiciones chilenas. Y escuchar música chilena y rancheras también, por cierto y vestirse elegante para el rodeo es también parte de la vida campesina. Por otro lado, como guía de turismo tengo que conocer y contar sobre nuestras costumbres y tradiciones y es insoslayable que el rodeo lo es. Y aunque tengo una querida familiar de la que de cerca aprendí el irrestricto respeto de los veganos por los animales al no consumir, vestir ni usar nada que proceda de ese origen, léase no sólo no comer carne, sino tampoco Miel, Leche, Huevos, usar Cuero (ni zapatos ni carteras de cuero), Lana, ni pan que tenga trazas de lácteos o miel, mirando siempre las etiquetas, etc.) Difícil vivir así en Chile. Me declaro incapaz de tanta entrega porque de verdad las comidas permitidas no podrían ser menos apetitosas para mi, más cercanas a las de los pájaros y de consistencias gomosas y extrañas, pero la respeto a ella por sus convicciones y su sacrificio.  Aunque al no usar nada animal usan plástico ¿?¿?, ser vegano generalmente implica ser animalista. Y ser animalista implica estar en contra del rodeo. (no sólo del rodeo sino de toda la industria de productos de origen animal: las granjas avícolas, de cerdos, lecheras, laneras, peleteras, etc.) En mi familia coexisten hoy esta realidad del campo “come carne – arriba el rodeo” y el “no como ni uso animales – abajo el rodeo” en armonía y respeto. Entendernos y conversar es siempre la única vía. Como dibujante, el color y el movimiento presente en el rodeo me  estimulan a croquear (si observan verán que casi todas las mantas que dibujo las coloreo rojas – se ven más atractivas y me encanta usar el rojo intenso como color, aunque es una licencia que me permito porque en realidad hay muchas que tienen los tonos naturales que son cafés tierras….)

Paseando por las pesebreras miro el sector de los bovinos. Espero que los veterinarios las asistan a ellas también (¿Por que en mi imaginario son todas vacas?) Como artista veo manchas blancas y negras entremezcladas, donde  cuesta identificar los animales por separado. Hago este dibujo de las vaquillas en los corrales. ¡Qué manera de comer y comer las chicas!

 

Rodeo Chileno: los bovinos - Ilustracion de Erika Brandner

Rodeo Chileno: los bovinos – Ilustración de Erika Brandner

Uno de los momentos hermosos fue el MOVIMIENTO DE RIENDA FEMENINO….tuve la suerte de encontrarme en las pesebreras a Valentina Peña, una bella jinete que conversaba amenamente con los petiseros que cuidaban a su “Embusterita” mientras esperaba ansiosa su turno para participar de esta prueba. Fue impresionante ver como estas ágiles y elegantes mujeres demostraban tanta destreza y la belleza de los caballos en los distintos pasos. Yo que apenas hago de esas cabalgatas familiares me emocioné e impresioné con ellas. Supe que ella era la bicecampeona. El movimiento a la rienda constituye un campeonato nacional igual al del rodeo y tiene las mismas etapas de clasificación que éste. Leyendo literatura dice que consiste en 5 u 8 pruebas donde tanto el jinete como el caballo deben mostrar las siguientes destrezas (anotaré las que recuerdo haber visto, aunque como dibujaba lo más rápido que podía, era difícil captar todo): MARCHA (debe verse un tranco firme y mantenido y con la cabeza bien puesta), TROTE (recto, firme, sostenido y equilibrado), GALOPE (recto, sin postura, firme, sostenido y equilibrado), PRESENTACION (Los cambios de una modalidad a la otra en esta prueba (Andares) deben ser suaves, continuos y con naturalidad), ENTRADA DE PATAS Y PARAR (la documentación lo explica muy complejo, yo vi que eran varias veces que el jinete aceleraba al caballo al máximo y cuando iba a llegar al otro lado, lo frenaba abruptamente de forma que las patas traseras quedaban casi con las delanteras, muy impactante), TROYA (hacen círculos pequeños en velocidad, con agilidad y rapidez), RETROCEDER (uniforme el movimiento, en línea recta y sin que el caballo abra el hocico. Con continuidad y naturalidad.)…Hay más pruebas donde se ve que es muy complicado. Lo que me llamó la atención es que la ganadora del año anterior comenzaba de última sus pruebas. Eso ha de ser difícil pues mientras una compite, las que la siguen dan vueltas y vueltas en la zona del apiñadero. Quien no se pone nerviosa con tanta espera. Ganó otra Valentina, Valentina Hernández montando a Cerro Chico Roto Lindo (me encantan los nombres de los caballos)…Leo que son pocas las mujeres, que Romané Soto ganó 4 veces este torneo. En un mundo esencialmente masculino, las mujeres recién a partir del 2005 participan en esta prueba en el Champion. Ella cuenta en Tell Magazine que cuando se abrió la participación al Champion de las mujeres a través del Movimiento de la Rienda, no les gustó mucho el tema a los huasos más antiguos. Pero con el tiempo se entusiasmaron, y ahora con el rodeo pasó lo mismo; en cinco años más va a ser algo tan normal ver a las mujeres compitiendo en el campeonato nacional como lo es ahora en el Movimiento a la Rienda (porque ahora las mujeres también compiten en rodeo). Al parecer se perdieron varios años de buen espectáculo con la restricción a las féminas, porque la de piropos y aplausos que se escuchaban durante la presentación de las damas fue impresionante. Después de las mujeres (bien por nosotras) venía el movimiento de rienda masculino pero ya preferí ir a dibujar otras temáticas.

Rodeo Chileno: Manejo de Rienda Femenino - Ilustracion de Erika Brandner

Rodeo Chileno: Manejo de Rienda Femenino – Ilustración de Erika Brandner

Dentro de los días de rodeo se realiza la Premiación de la Raza de Caballo Chileno. Varios ejemplares que lucían un listón con escarapela tricolor esperaban (unos más impacientes que otros, qué les importan a ellos los premios…) Sí les importaba a la asociación de Criadores de Caballos y a la Federación de Rodeo, quienes con sus mejores tenidas se reunían para  admirar y describir a estos portentos de caballos, potros y yeguas y sus respectivos criaderos. Para mí que puedo decir que no se nada de la raza del caballo chileno, los discursos fueron bien poco entendibles, llenos de jerga y sólo una palabra: ALZADA, logré retener. Para mi mientras croqueo todo son formas y colores, el sonido pasa como la brisa por mis oídos. Lo que si registré es que cada dueño de caballo premiado hablaba con un tremendo orgullo de su ejemplar. Y lo más divertido fue que el último que habló dijo algo como que sin lugar a dudas el suyo era el caballo más atractivo de todos. Toma. Last but not least. Mi alegría por croquear me llevó a buscar una bebida en el cóctel ofrecido y se enfrió abruptamente (mi alegría) porque en todo el jaleo de la premiación se perdió mi caja de acuarelas nueva, alemana y mi estuche antiguo, regalón con mis lápices preferidos. Horas pasé buscándolos. Y casi me voy a mi casa de lo frustrada. Logré hacer de tripas corazón y me quedé a terminar mi cruzada de croquis con unos materiales de repuesto, claro, no tan buenos ni abundantes. Esperaba que alguien los encontrara y devolviera, pero nada. Se perdieron no más. Objetos que nadie podrá apreciar como yo.

Rodeo Chileno: Premiación de La Raza Caballo Chileno - Ilustracion de Erika Brandner

Rodeo Chileno: Premiación de La Raza Caballo Chileno – Ilustración de Erika Brandner

Gran coincidencia fue el primer caballo que dibujé. Andaba por las pesebreras buscando alguno para croquearlo. Nunca había dibujado un caballo en vivo. Por eso, se me ocurrió dibujar uno que fuese “famoso” para justificar el riesgo….unos chicos muy amables que me parece hacían funciones de petiseros me escucharon y abrieron la puerta para que dibujara uno. Me causó gracia porque este caballo en particular tenía un rasgo que no había visto yo nunca antes (bueno, mi experiencia con caballos no pasa de la típica cabalgata familiar así que mucha pureza no había visto antes). Ese rasgo era una  gran “chasquilla” crespa, abundante y a mi parecer, muy audaz. Al mencionarlo, todos sin excepción me miraban extrañados diciendo que no era una casquilla sino que un “MOÑO” que lo hacía particularmente atractivo y  ue era un caballo muy pero requetemuy bonito….Resulta que tenían toda la razón porque el domingo 3 fue ni más ni menos que éste, mi primer caballo coqueando y que se llamaba “ROSARIO”, el que obtuvo el “SELLO DE RAZA”, el premio al caballo chileno más perfecto o como dice en la web de la Federación de Rodeo, al que tiene una  estampa que demuestra su “mayor pureza racial”. Genial. Pero yo me pregunto…, ¿Y como es el caballo chileno? Difícil entenderlo para una citadina como yo porque según leo, tendría algo así como una cabeza “medio acarnerada” (¿qué santiaguina ha visto un carnero?) que sería heredada de su ascendente el caballo español.  Las crines, tanto en la cola como en la tusa (¿tusa?), son abundantes, gruesas y ondeadas (Ahí estoy bien pues Romario tenía puras ondas, más bien crespos diría yo y bien pero bien abundantes). Sigo leyendo: el Caballo Chileno tiene su cola insertada muy abajo y sumida entre las nalgas (ahi no sabría decirlo pues lo dibujé de lado) o que hace justamente un perfil del anca no tendida u horizontal….(¿?¿? aqui capitulo). Tiene alzadas bajas que siempre darán bastante más seguridad de pureza que altas tallas (entiendo de eso que el caballo chileno es más bien bajito)….Veo que necesitaré una clase en vivo para entender todos estos términos (tal vez me invitan a un criadero y puedo dibujar todos estos rasgos para entenderlos o ayudar a otros ignorantes como yo a entenderlo) Pero yo me expreso con dibujos así que al que quiera ver como es un caballo chileno, les dejo acá al premiadísimo Romario con su “Moño” y otros apuntes de petiseros lavando a los caballos y aperos:

Rodeo Chileno: Raza Caballo Chileno - Ilustracion de Erika Brandner

Rodeo Chileno: Raza Caballo Chileno – Ilustración de Erika Brandner

Memoria Chilena también habla de la importancia CULTURAL del rodeo: “El rodeo está asociado a diversas manifestaciones de la cultura rural, pues simboliza la actividad de rodear y apartar el ganado, lo animan las cantoras (los músicos del rodeo, con sus guitarras y arpas trabajan todo el año animando las distintas competencias), se celebra en ramadas aledañas, posee una producción ARTESANAL indispensable para la competición y destaca en él la habilidad del huaso, su destreza y valentía para montar el caballo. Esta actividad se ha definido como el DEPORTE HUASO por ser la representación deportiva de sus labores pecuarias y por encarnar a un personaje propio de la sociedad rural”. Esto lo pude apreciar en la FERIA del HUASO, lugar donde múltiples puestos exhibían todo lo que el huaso viste o lo que requiere el caballo. Me atrajo dibujar al artesano trabajando, lamentablemente sólo lo hacían quienes armaban los sombreros, como el Señor de las CHUPALLAS, al que capté cosiendo y cuyo nombre es Nelson Díaz Olave. Mientras dibujaba era observada por clientes que esperaban terminara sus chupallas. En las pesebreras había un hombre que vendía “Clochas”. Ni idea de lo que eran aprendí que son el sombrero en bruto, trenzado. Uno lo compra y lo lleva a que se lo “planchen”. Me acordé de los sombreros que cuelgo en mi casa. No se puede hacer eso  con una chupalla pues la gracia es que las alas estén bien lisas, muy planchadas. Al estar al aire mucho tiempo seguramente se ondularán. Por eso las transportan en unas prensas de madera que llaman sencillamente Tabla porta Sombrero. El chupallero tiene distintas herramientas sobre el mesón que disfruto dibujando: una plancha especial, moldes para medir la cabeza, carretes con hilos y otros moldes de madera…..bellas e interesantes formas y colores para el croquis. Yo iba con toda la intención de comprarme una linda chupalla, para usar en mis toures pero yo no conocía los precios, la tenida del huaso requiere su buena inversión….lamentablemente tendré que seguir usando mis sombreros Made in China no más. Sigo caminando croquera en mano y me encuentro con el Señor de las Espuelas Mario Santana (divertido es que me dejó apartar un par para dibujarlas. Me coloqué expresamente donde pensaba no interrumpiría el proceso de atención de clientes y la venta. El mesón estaba lleno de espuelas pero curiosamente todo el que venía a preguntar tomaba justamente las espuelas que yo estaba dibujando para verlas….las espuelas tienen una muy complicada geometría para dibujar y aunque sea un croquis, las “Rodajas” tienen unas 32 púas que deben verse creíbles….costó entonces terminar correctamente el dibujo con tanto movimiento de mi objeto de dibujo…. Don Mario me explicaba que las tomaban porque él las había apartado, que si hubiese apartado otras, esas las tomarían. Interesante fenómeno de comportamiento de consumidor a estudiar…. Finalmente quería poner otra artesanía pero los zapatos y las polainas o piernas estaban exhibidos en tanta cuantía que luego de dos días de croquis mis ojos protestaron….además había ya poco espacio en la hoja así que me detuve a croquear una faja tejida a telar con flecos, aunque la señora que las vendía tenía hermosísimas mantas y chamantos porque viene de Doñihue, sello de origen: doña Filomena Cantillana Contreras. Los artesanos que trabajan para el rodeo viven de él (de seguro que sin rodeo se muere mucha artesanía chilena. ¿Por qué gastar en objetos de cuero y de teatina o lana?) Sería más barato el usar jockey y polar. Seguramente estos oficios subsisten sólo por estas fiestas populares. Me hubiese gustado dibujar más vestimenta y aperos, como los Estribos (se ven tan bellos, hechos de madera tallada con motivos de flores, rosetones, botones, lazos y soles. Pero ya cansada busqué donde comer algo. Los restaurantes llenos no lo permitieron y tuve que degustar un sabroso pero muy seco anticucho. Debo decir que he comido mejores.

Rodeo Chileno: Artesanía y Aperos - Ilustracion de Erika Brandner

Rodeo Chileno: Artesanía y Aperos – Ilustración de Erika Brandner

Recorriendo las pesebreras se ve un mundo distinto allá atrás. Quise conocer a quienes mantienen viva esta tradición con su trabajo. Neófita en esas lides, pregunto qué oficios hay allí. Sólo dos palabras surgen: arregladores y petiseros. Los arregladores preparan y entrenan a los caballos. Lo demás lo hacen muchísimos petiseros. Encuentro información en Revista de la Chilenidad Corral Victoria, que dice que  sería algo así como el utilero de los equipos de fútbol pero que no atiende a personas directamente, sino que a sus caballos. Su labor es silenciosa, pero muy importante, están lejos de las luces y los aplausos del público. Estas personas se encargan de arreglar todo para que los jinetes se luzcan, y cuando hablamos de todo, es realmente todo; se encargan de limpiar las botas, riendas, aperos, etc., y de alimentar, ensillar y limpiar a los caballos. La confianza y cariño con el caballo llega a ser fuerte, ya que el petisero es, a la larga, el nexo entre el caballo y su jinete. Conoce profundamente al animal y apoya a los veterinarios. Este petisero limpiaba y limpiaba, pulía y pulía las espuelas junto a un perchero donde ordenada y organizadamente disponía el resto de los aperos.

Rodeo Chileno: Petisero - Ilustracion de Erika Brandner

Rodeo Chileno: Petisero – Ilustración de Erika Brandner

Pero mientras se trabaja, se cocina. Y se come. Todo el día las teteras humean, las parrillas se mantienen prendidas con variadas carnes y cocimientos (daba hambre andar por allí croqueando y sintiendo todos esos aromas mezclándose apetitosamente). Mientras vajilla de todo tipo, los tés, los cafés y los melones y sandías engalanan las mesas improvisadas. Se come y se trabaja. Se trabaja y se come. Grandes y chicos, si, porque hay niños que acompañan a sus padres y quienes fueron para mi fantásticos guías. Patrones, jinetes de rodeo y movimiento de rienda,  arregladores y petiseros, todos circulan por las pesebreras. Es como una ciudadela, llena de movimiento. Incluso los carabineros montados tienen su pasillo. Diviso un elegante carruaje que llevará a las candidatas a Reina a la Ceremonia principal. Se come y se busca en qué matar las horas libres entre carreras y al caer la noche. Aproveché de croquear a este grupo que jugaban cartas. Luego del recuento de las tareas pendientes o de asegurarse que los caballos hubiesen recibido toda la atención tanto de mantenimiento como de veterinaria, conversaban amenamente y con mucho humor porque uno de ellos ganaba todas las partidas. Me contaron que se dormía allí mismo. Veo que será en pequeñísimas habitaciones de madera con apretados camarotes, ahí mismo, junto a los caballos. Les pregunto por el frío de la noche. No les importa ni lo notan. Serán horas donde la conversación iluminará la corta noche. Poco se podrá dormir pues durante el exigente horario del rodeo, las tareas y el nerviosismo poco reposo han de dejar.

Rodeo Chileno: pasando el tiempo entre carreras - ilustracion de Erika Brandner

Rodeo Chileno: pasando el tiempo entre carreras – ilustración de Erika Brandner

¿Y cuando se corre rodeo en Chile? Leo que la temporada oficial se desarrolla entre los meses de agosto y mayo de cada año, efectuándose alrededor de 350 competencias a lo largo del país. Pero ahora ya hay temporada chica en abril…El ciclo culmina justamente con el Champion de Rancagua.  Luego del fútbol, el rodeo se ha convertido en uno de los deportes más populares del país, tanto por su masividad como por la carga simbólica que ha ido adquiriendo a lo largo de la historia nacional. Me sorprendí al estar en el sector habilitado para la prensa, donde conversé con los periodistas y relatores del rodeo, algunos aficionados y otros que todo el año relatan solamente rodeo (por lo visto es realmente el segundo deporte de Chile tras el fútbol si hay periodistas que tienen trabajo relatando el rodeo el año corrido). Aproveché de dibujar a la prensa en plena faena, totalmente concentrados. Los relatores expertos y los camarógrafos.

La Prensa del Rodeo - Ilustracion de Erika Brandner

La Prensa del Rodeo – Ilustración de Erika Brandner

Y para finalizar, aqui un artículo del Heraldo donde salgo dibujando la medialuna en el rodeo

 

CRONOLOGIA DEL RODEO CHILENO – fuente: Memoria Chilena, Biblioteca Nacional.

1540 Junto con la expedición de Pedro de Valdivia llegan a estos territorios los primeros ejemplares de caballares
1551 El Cabildo de Santiago ordena a los propietarios marcar sus potrillos
1556 El Cabildo de Santiago decreta reunir el ganado disperso cada 19 de octubre, día de San Andrés.
1557 El Gobernador García Hurtado de Mendoza decreta que cada 7 de octubre, día de San Marcos, se reúna al ganado de la ciudad de Santiago
1893 La Sociedad Nacional de Agricultura crea los Registros Genealógicos de la Raza Caballar Chilena
1910 La Sociedad Nacional de Agricultura crea la Selección de Registro de Caballos Chilenos con estándares definitivos para su desarrollo
1923 Primer rodeo de la Exposición de animales de la Quinta Normal
1927 Primera reglamentación estatal de corridas de vacas y rodeos oficiales
1946 Nace la Asociación de Criadores de Caballos Chilenos
1946 Abril. Primer Campeonato Nacional de Rodeo, Rancagua
1949 Aparece el primer número de la Revista de la Asociación de Criadores de Caballares
1961 Creación de la Federación del Rodeo Chileno.
1962 Enero. La Dirección Nacional de Deportes del Estado y el Comité Olímpico otorgan al rodeo la categoría de deporte nacional
1992 Primer Campeonato Nacional de rodeo organizado por la Federación de Rodeo Laboral.
1997 Marzo. Inauguración de la Medialuna de Rancagua.

Fuente: Memoria Chilena

 

Guardar

Rodeo de Fiestas Patrias

Rodeo de Fiestas Patrias

18 de septiembre, Día Nacional de Chile donde celebramos la creación de la 1a Junta de Gobierno en el año 1810. Aunque nuestra real Independencia tendría lugar 8 años después el 23 de Febrero de 1818, se ha celebrado el aniversario patrio en septiembre.

Este día y esta semana las tradiciones chilenas reviven y el pueblo chileno celebra en torno a la comida, la bebida, el baile y el “Rodeo” o “Deporte Huaso” de Chile.

(La palabra “huaso”denomina así al vaquero chileno. Algunas fuentes indican que originalmente se escribía con G: Guaso….y que el término en quechua significaría rústico, tosco o grosero. Otros dicen que es una palabra tanto quechua como mapuche que quiere decir espalda o ancas, y que de aquí vendría la costumbre de los indígenas de llamar “huaso” a los hombres que veían sobre un caballo…otra explicación dice que viene del término “huacho” o mestizo de la época de la colonia.)
 

Rodeo Chileno
La actividad del Rodeo se desarrolla en una “Medialuna” donde una pareja de jinetes o“”collera” montada sobre caballos de raza chilena pura, deben arrear y atajar un novillo en tres oportunidades consecutivas sobre dos quinchas acolchadas, turnándose la atajada y la arreada. No sólo importa la atajada, sino también la postura del jinete y del caballo, el correr con gracia y naturalidad. Otros personajes importantes en el desarrollo de la competencia son el capataz, que mantiene el orden dentro del recinto; el delegado, máxima autoridad de la competencia; y el jurado, que otorga los puntos y vela por el cumplimiento del reglamento.

Este 18 de septiembre de 2015 fue para mí un día de campo, familiar y de Rodeo. Viajamos a la Laguna de Aculeo y luego de un buen asado con empanadas de pino caseras y un pequeño paseo para “bajar” tanta comida, fuimos al Rodeo de Pintué. La medialuna de Pintué se encuentra en un lugar bellísimo, rodeada de bosques de eucaliptus y amplias plantaciones en un entorno verde y fresco. A la entrada se encuentra un puesto acogedor d donde se puede tomar un rico Mote con Huesillos, tan refrescante para una tarde calurosa de septiembre. En el lugar del rodeo mismo nos encontramos con una fonda y varios puestos de venta, tanto de artículos de vestir huasos como alimentos para niños.

Llegamos a mitad de una serie de competencias. El rodeo tiene reglas difíciles de entender para un observador externo como yo así que me entretuve haciendo algunos bocetos rápidos de los jinetes, caballos y vaquillas en plena acción.

Luego fue a mirar los puestos de artículos huasos. Los colores y las formas me atrajeron. En simples puestos con techos de lona habían organizado estéticamente todos los artículos. Los sombreros los colgaron como un gran fondo de formas redondas, de colores ocres, cafés y grises. Planchas para guardar los sombreros, fustas, sogas, mantas, ponchos, botas, polainas, espuelas, cinturones, billeteras…todo armonizaba y se veía atractivo en ese puesto. Las mantas tejidas a telar donde prepondera el color rojo intenso son simplemente impactantes.

Feria Articulos huasos

Huasos pasaban frente a mi, de las más diversas edades, con sus botas de tacón, sus espuelas, sus chaquetas o mantas, el rostro un tanto escondido bajo el sombrero…pasaban junto a mi curiosos de verme dibujar pero ninguno hizo ademán de acercarse a preguntar qué hacía…eso me extrañó. En Santiago cuando dibujo mucha gente se acerca….aqui en el campo no se acercó nadie. Me observaban de lejos…

Incluso cuando dibujé al huaso a caballo, estaban tres de ellos calmos, esperando a la entrada de la medialuna su turno de competencia. Los miraba intensamente, como miramos los dibujantes cuando captamos los detalles de los objetos a dibujar…pero nunca hicieron un ademán de acercarse, de preguntar o siquiera de hacer notar que sabían los dibujaba…

Ya había dibujado un huaso y su caballo, el rodeo en pleno y la tienda de artículos huasos y sentí me faltaba el color de los vestidos de las niñitas que paseaban junto a sus padres. Muy arregladas ellas, de zapatitos negros, calcetines blancos, pelo bien peinado ya sea en un moño o con una trencita de adorno…sus vestidos de flores y vuelos, en colores luminosos y románticos, la típica “Chinita” chilena. En este caso, “Lucila”, una chiquita de unos 10 años que resultó ser conocida de mi familia….ella, muy orgullosa de ser dibujada, puso su mejor pose para que yo la pintara….tuve que pedirle luego que se relajara, tan nerviosa estaba que no movía ni los ojos expectante. Exquisita y dulce niña.

Sin duda que el Rodeo es parte de nuestro folklore, aunque hoy las agrupaciones que luchan contra el maltrato a los animales ven en él una expresión de crueldad y abuso de poder, pues se elige a un animal indefenso para provocarle dolor y estrés con cada atajada….y por el otro los defensores de él niegan ese maltrato argumentando el valor patrimonial de la actividad. El veredicto es de cada cual.