Hoy hago un paréntesis en las entradas sobre SANTIAGO EN ACUARELA, por lo que pido disculpas a aquellos que me siguen solamente por nuestro Santiago querido por dedicar esta entrada a otro tema como es mi SERIE MUJERES EN TRAZO. Pero no puedo dejar de compartir este hermoso resultado:

CuadroConsultaHorizontalBienAmplio

Hace poco he realizado un trabajo a pedido que consistía en algunos cuadros para la Clínica Dental Estética Oro Facial del Doctor Carlos Montalba. Skema Diseño, a cargo del diseño y construcción de la arquitectura interior de la consulta, me contactó. Tiempo antes habían diseñado y construido la Galería Formato, lugar donde yo exhibo algunas de mis obras y el socio director de Skema me honró al elegir comprar algunas de mis obras (entre tantos artistas exhibidos). Ese hecho hizo que tuviésemos algunas breves pero interesantísimas conversaciones en la galería. Pasó el tiempo y no supe más de él hasta que me contactó para decirme que había desarrollado esta Consulta Dental y que le importaba mucho que los  cuadros que se pusieran en el espacio, respetasen el concepto general que correspondía a “Perfección”. La consulta se especializa en tratamientos de estética dental con la más alta tecnología y por ello todo el diseño y los materiales eran de la más alta nobleza, modernidad y elegancia. Me contaba que habían buscado qué imágenes poner y él me había propuesto a mi, pues estaba seguro que mis obras de “Mujeres en Trazo” cumplían el requisito de ser elegantes, perfectas, etéreas, sutiles, etc. Bueno, con esas alabanzas partí a la primera reunión y me encontré con una alta expectativa de mi trabajo. Nunca digo que no a un desafío pero debo reconocer que me dio terror no poder cumplirlas.. Mal que mal, las obras que yo había hecho de esta serie habían sido todas de pequeño formato y ahi los trazos los dominaba, pero hacer obras de tamaño grande, con trazos simples y rápidos era algo que nunca había realizado y tenía grandes miedos de no poder hacerlo. Bueno, pero me lancé animada por el entusiasmo de tanto el diseñador como del dueño de la consulta. Acordamos los tamaños aprox y dijimos que se harían unas 2 a 3 imágenes dependiendo del tamaño.

Contraté una modelo dado que la postura de las mujeres debían verse reales. Realicé esa sesión definiendo dos tipos de trabajo: en tinta café la que logro con Extracto de Nogal y en tinta negra con tinta china. El tamaño elegido fue de 70 x 100 cm, un pliego completo de papel. Pero para no dañar papel de acuarela fino en tantas pruebas, utilicé cartón forrado por el reverso para realizar el trabajo de ensayo y error tranquila. Esta primera etapa dio unas 10 obras que, después de seleccionadas, fueron enviadas por mail al dueño de la consulta para su evaluación. Me contestó animado y me guió hacia el tipo que más le gustaba. Descartó las de tinta china por ser demasiado negro-blanco, mucho contraste para el concepto de sutileza que se buscaba. Entonces, proseguí con las pruebas, transfiriendo algunas posiciones que había logrado con la tinta china a la tinta café y buscando menos constrastes. Segunda corrección, tercera y varias más, hasta que logramos las posturas y los colores adecuados. Solamente con ese visto bueno, me animé a utilizar el papel de acuarela fino. En este caso, Guarro grano grueso de 300 grs., mi favorito para la tinta expresiva pues el grano es muy hermoso, se ve muy natural (este papel tiene un 60 % de algodón) y creo está hecho a mano. Los bordes dejan barbas muy bonitas. Bueno. Para hacer los originales, me encerré, puse música relajante y me concentré para que las obras salieran “A la Prima”, no dañar el papel fino y mi autoestima. Y resultó. Las obras quedaron buenas y las entregué. Y cumplieron. Eran lo que buscaban. Y la sensación de logro y satisfacción fueron inconmensurables. Un tiempo después me llamaron para que fuese a fotografiar el resultado de las obras ya instaladas.